Pasaron más de 22 años para volver a ver una tripleta desde el punto blanco

miércoles, 29 de abril , 2015

Es común ver tripletas en el Fútbol Profesional Colombiano, tardes o noches de inspiración de nuestros jugadores, quienes afinan puntería y convierten en víctimas a los arqueros. Sin embargo, muy pocas veces en nuestro fútbol, un jugador celebró en tres ocasiones, en un mismo partido, rematando desde el punto penal. Esta hazaña solo la consiguieron Franklin Baldovino y David Ferreira, hasta el momento.

La primera vez ocurrió un 1ero de noviembre de 1992. Ese día, a las 4:00 p.m., rodó la pelota para el duelo entre Deportes Quindío y Atlético Bucaramanga en el estadio Centenario de Armenia. Aquella tarde, los quindianos gritaron cuatro goles, tres firmados por el mismo autor y con el mismo sello, desde los 11 metros.
Planilla 1992El compromiso fue dirigido por Jairo Escobar, el resultado fue cuatro por uno a favor de los locales y fue Franklin Baldovino, quien tuvo las agallas y el coraje, para pararse frente a la pelota en tres oportunidades y mandarla hasta el fondo de la red. El otro gol del conjunto de Armenia lo convirtió Seferino Peña, y por el  cuadro santandereano anotó Pablo Zuleta.

Y aunque parece fácil que un jugador anote tres penaltis en un mismo compromiso, tuvieron que pasar 22 años, 5 meses y 24 días, para que un futbolista repitiera esa tripleta. David Ferreira fue quien la logró el 25 de abril de 2015, en el encuentro donde Huila superó tres por uno a Deportivo Pasto, en la fecha 17 de la Liga Águila I. Los asistente al estadio Guillermo Plazas Alcid, fueron los testigos de un hecho que resulta “extraño” en nuestro fútbol.

Los tres penaltis que sancionó el juez central Hernando Buitrago, los convirtió en gol el volante del Atlético Huila. A los 27 minutos tuvo su primer reto, con un potente remate arriba al palo derecho liquidó y abrió la cuenta. Transcurrían 35 minutos de juego, cuando Ferreira presentó su segundo examen ante Jorge Soto, de nuevo este duelo, cobrador vs. portero, favoreció al volante. Un remate a media altura, y escogiendo el mismo palo, le entregaba otra vez la alegría a los opitas.

Finalmente, a los 68 minutos del partido, el mediocampista tenía la oportunidad de igualar un hecho histórico en nuestro fútbol, tres penaltis convertidos en un mismo juego. Esta vez el jugador vestido con la camiseta número 10, escogió el palo izquierdo, con un cobro a media altura, le puso su firma a la tripleta e igualó lo que sólo se había visto en el FPC en una oportunidad, hace más de 22 años.

Podría interesarte

  • Reseña Histórica

Pasaron más de 22 años para volver a ver una tripleta desde el punto blanco

  • Reseña Histórica

Reseña histórica de la DIMAYOR